Bienvenidos al espacio de Enseñanza de las Ciencias de la Villa de Vallecas

Encontrarás opiniones, enlaces, sobre el mundo de la Ciencia y su enseñanza.

lunes, 13 de octubre de 2008

Homenaje a Julio Rodríguez Blanco, profesor de Historia


Dejó su vida, sus ilusiones, enseñando. Entusiasta de la Historia, del Teatro, del Arte. Víctima, como muchos de nosotros, de la nefasta reforma educativa que ha asolado los Centros Públicos en España en los últimos 20 años. Siempre estará vivo en el corazón de sus alumnos y de sus compañeros en el Instituto de Bachillerato Villa de Vallecas.

11 comentarios:

Anabí dijo...

Hola Ricardo!!
Pues sí, que pena, aunque yo este año tampoco estoy en el Villa, me gusta leer tu blog y tus opiniones, así como recordar a compañer@s (profes y alumn@s).
No coincidí mucho con Julio, pero, siempre que teníamos un ratillo, me contaba algo interesante de cine o de teatro. Era un bohemio genial!
Saludos

Ricardo, naturalista dijo...

¡ Gracias Ana por tu cariñoso comentario!

JeNnY_vk dijo...

Cuando me enteré de la terrible noticia no me lo creía... era un gran hombre, me gustaba mucho escucharle... todo lo que explicaba te lo decía con mucho entusiasmo....
Siempre recordaré esa excursión a Ávila con él, aprendí mucho :)

scherezade dijo...

Ami me ha quedado grabado un día en clasecuando cuando un compañero leía el Quijote..."de la venta tan contento, tan gallardo, tan alborozado por verse ya armado caballero, que el gozo le reventaba por las cinchas1 del caballo"...
Paró la clase, cerró el libro y nos preguntó:¿habeis oido algo más bonito antes?
Muchas gracias a todos aquellos que con su entusiasmo nos contagian.
Scherezade Diaz

Ricardo, naturalista dijo...

Gracias a vosotros, nuestros alumnos, por ser siempre un acicate,un estímulo constante; y que sepas que la juventud se contagia. Julio fue un joven hasta su muerte, tan inesperada y dolorosa, en buena parte por estar todos los días generando en vosotros esa ilusión por la sabiduría.

MJ dijo...

Hola tod@s.
Soy una antigua alumna del Villa, de su buena época. Lo dejé en el 99, cuando aprobé Selectividad. Uf, cuánto ha llovido ya!
Mi hermano, que estudia ahora allí, por cierto, Ricardo, creo que eres su profesor, me comentó que Julio había fallecido, pero pasé un poco de él.
Ahora, en un rato tonto, me he puesto a buscar cosas del insti y me he encontrado este blog.
Jo, todavía suelo recordar con mis amigas (algunas del Villa), aquellos maravillosos años. Tantos momentos vividos, tantas anécdotas. Y Julio siempre sale en nuestras conversaciones. Esas clases de historia tan amenas, sus arduos comentarios de texto, la manera de pasar lista...
Qué de recuerdos! Porque como dijo Leonor Watling, "uno es de donde ha hecho el instituto".
Julio, un saludo.
Y para el resto de gente que lee el blog también.

natalia torres dijo...

Julio falleció haciendo lo que todos deberíamos hacer: Lo que nos gusta, sin que nos influya la actitud vil de ciertas personas, en su caso, alumnos.
Me consuela saber que dichos alumnos se darán cuenta del valor de la vida cuando maduren,si esque lo llegan a hacer algún dia...
Julio no solo nos enseño Historia,la asignatura que impartía. Julio nos enseñó a ser personas,a saber comportarnos,aunque esos despreciables alumnos a los que todavía tenemos que aguantar, nunca llegaran a darse cuenta.
Julio era una excelente y admirable persona,unas de las mejores que he conocido...
La pena es que nos dejara tan pronto,antes de que nos pudiera mostrar todos sus estupendos conocimientos que poseía,pues por mucho que nos enseñó, nunca se agotaron.Podías hablar con él de cualquier tema,ya fuera teatro,cine,música... Que él siempre te respondía con algo interesante.¡Escucharle era fantástico! Parece que fue ayer cuando hablaba con él en el pasillo, casi siempre que nos veíamos lo hacíamos.
¡Qué gran hombre era julio!
Gracias a todas las personas que hacen posible que haya un huequecito donde mostrar estos fantásticos sentimientos.
Julio se fue, pero jamás desaparecerá de nuestros corazones y de nuestras memorias...
Un saludo a todos,y ricardo,Gracias,pues tu también eres una de esas fantásticas personas que poco se encuentran.

Ricardo, naturalista dijo...

Natalia, da gusto leerte, y comprobar que una persona tan joven puede ser tan madura, tan bondadosa y generosa.

Te agradezco en nombre de Julio todo lo que dices, ojalá él desde donde esté lo reciba.

Personas como tú (la mayoría) de nuestros discípulos hacen que este trabajo de enseñar merezca la pena, se que cuando yo ya no esté algo de mí estará en las mentes muchas buenas personas. Como tú. Gracias, de verdad, en mi nombre y especialmente en el de Julio.

alba dijo...

Hola Ricardo.

Soy antigua alumna del instituto, y buscando cositas he acabado aqui, con la desgracia que acabo de leer.
Cuando nos marchamos de alli, los alumnos creemos que todos estaran bien, que todo quedara igual, como un recuerdo eterno, pero lejos de esa realidad, encontramos noticias como la perdida de este gran profesor.
Debo decir, que al principio, debido al gran carácter del profesor, no teniamos gran feeling, pero es ahi cuando más valoras a un profesor, debido a que te va ganando al oirle hablar y dar sus clases. Pronto cambié mi opinión y compartimos muchas cosas, y me enseñó a amar la historia, y la geografía. Saqué sobresaliente en su materia, siempre decía que era una alumna privilegiada. Ahora sólo puedo decir, que mientras siga en nuestro recuerdo, seguirá vivo...gracias a todos los profesores que aguantásteis tanto, siempre con el cariño.

Un saludo. Alba.

Ricardo, naturalista dijo...

Gracias, Alba, por tus bellas palabras sobre Julio. No se si sabes que también murió Enrica Pujol, Profesora de Dibujo. Esperemos que no tengamos más noticias tan tristes en mucho tiempo...

alba dijo...

Buff, es lo que te decía, prefiero vivir en ese mundo en el que creo que todos siguen alli, con su genio, sus enseñanzas, otra pena muy grande la de Enrica, gran profesora, y bella persona..Es una pena, pero como dije, mejor recordarlos como ellos querrían, delante de una pizarra. Gracias Ricardo, por este blog y mantanernos informados. Nunca te tuve de profesor, pero creo que coincidimos en alguna excursión, pero si de algo te caracterizabas, era del buen rollo con los alumnos...Un saludo enorme