Bienvenidos al espacio de Enseñanza de las Ciencias de la Villa de Vallecas

Encontrarás opiniones, enlaces, sobre el mundo de la Ciencia y su enseñanza.

miércoles, 17 de diciembre de 2008

Un recuerdo especial a Iris Toribio Pascual


Una tarde sonó el timbre de mi puerta. Cuando abrí, un apuesto muchacho vestido con un traje impecable, se presentó como comercial de la compañía AUNA, ofreciéndome sus servicios de telefonía. Mientras le respondía amablemente que ya era cliente de esa empresa, me pareció reconocerle... ¿ Iris?... ¡Sí!... me respondió; había sido alumno (no muy brillante en lo académico) del Villa de Vallecas. Departimos un rato, me contó anécdotas, nos reímos juntos recordando las regañinas y buenos ratos en el Instituto, y al cabo continuó su ronda por el edificio intentando captar clientes, tras despedirse educada y cariñosamente.

Lo siguiente que supe de él, pocas semanas más tarde, es que su nombre figuraba en la lista de personas que habían perdido la vida en el infame atentado del 11 de Marzo, en la estación de Atocha. Apenas tenía veinte años. Quienes segaron su vida en nombre de no se sabe qué, junto a casi doscientos inocentes, cargarán con esa vileza en sus conciencias por siempre.

Sean estas líneas, un modesto homenaje a alguien que, como todos los estudiantes de nuestro Instituto, merece el máximo respeto, y en este caso tan especial, siempre dejará una herida no cicatrizable en el corazón de sus profesores, aunque no fuese el alumno modelo en lo académico, pues sin duda, su truncada vida fue en parte compartida con nosotros, enriqueciéndonos con su bondad, su compañerismo y su amor por el deporte.

Nunca te olvidaremos, Iris Toribio Pascual.

1 comentario:

German De Patricio dijo...

El día que mataron a Iris tembló mi casa en Pacífico. La gata se metió debajo de la cama y se me cayó el café, ya casi me iba al IES de Villarejo. Aquí en la Universidad de Virginia cuando di clase el 11 de marzo, les expliqué lo que había pasado aquel día y les pedí guardar un minuto de silencio. Y mis alumnos americanos se emocionaron mucho, y demostraron gran respeto... por gente como Iris y otros muchos que murieron de forma tan criminal. Ojalá un día el mundo sea más pacífico, racional y fraterno.